El bambú es una hierba y constituye una de las familias botánicas más extensas e importantes para el hombre. Existen alrededor de 1.400 especies de bambú, y ofrece miles de usos y aplicaciones en las distintas culturas.

Altura

Un aspecto del bambú que llama especialmente la atención es su crecimiento. Y es que, algunos de ellos, pueden llegar a crecer un metro al día. Si bien es cierto, lo más habitual es que crezcan unos 25 cm al día. Y esto no ocurre en todas las variedades de bambú sino, concretamente, en la variedad Guadua.

Esta vertiginosa velocidad de crecimiento hace que, ciertas especies, lleguen a superar los 30 metros de altura. Así, dicho esto, no pienses que todos son tan altos. También hay variedades que miden entre cuatro y doce metros.

 

Hoja perenne

El bambú es una planta arbustiva, de hoja perenne, compuesta por tallos o cañas. El tallo está formado por diferentes nudos, generalmente, huecos. La parte inferior del tallo no tiene ramas y, en la parte superior, crecen ramas finitas que nacen entre los nudos.

Las hojas de bambú son gruesas y alargadas, y presentan un color verde brillante. Independientemente de la especie, las hojas suelen ser alargadas hacia los extremos y más pequeñas cuanto más cerca están de la caña.

 

Raíz

La raíz del bambú tiene una forma rizada y, de allí, surgen los tallos que os comentábamos anteriormente. En función de la especie a la que pertenezcan, variará también la resistencia de las hojas, que pueden ser muy delicadas o muy fuertes. El tamaño de la hoja dependerá según la especia a la que pertenezca.

 

Vida

Y otro aspecto que también caracteriza al bambú es que, todos los de unas mismas áreas, suelen florecer, fructificar y morir al mismo tiempo. Y eso se debe a que suelen estar conectados en las raíces subterráneas.

Deja un comentario